Nuestro Camino de Santiago reorganizado

Publiqué en forma irregular las entradas del camino. Ahora son reorganizados así, que se puede leer en orden de caminar, no en order familiar de los blogs.

Anuncios

Camino de Santiago, días 1 y 2 de Ponferrada a Trabadelo

Bienvenido a caminar. Ojalá que tengas tus tiritas Compeed en la mochila y unas botas cómodas y firmes.

Yo pensaba hacer mis entradas usando el móvil, pero no me gustaba jugar con esta pantalla pequeña, a veces el Wifi estaba lento etcétera.  Ahora empiezo de cero.

Nuestro Camino comenzó desde Ponferrada el 8 de junio 2016. La primera noche habíamos dormido cómodamente en un buen hotel. Después de unos kilómetros de ciudad el camino se abrió. El día en el Valle del Bierzo estaba caliente. Y fue el único día caliente.
20160608_100655_(1600_x_1200)
Las amapolas por el sendero estaban muy lindas.
20160608_100849_(1600_x_1200)
Había muchas casas con rosas hermosas como ésta.20160608_113347_(1600_x_1200)
Una pausa para refrescarse y la segunda ya estaba el almuerzo. Un almuerzo muy típico por el camino; un pincho de tortilla (de patatas), un bocadillo de jamón y queso.
20160608_120937_(1600_x_1200)
Las mangas largas son por el sol – para no tener que usar antisolar. Estamos en Cacabelos, nuestra primera meta. 20160608_143613_(1600_x_1200)
Tere pasa el Río Cúa en Cacabelos con buenas fuerzas.
20160608_144651_(1600_x_1200)Una presa de uvas.
20160608_144936_(1600_x_1200)

Día 2. Salida a las 6am con una subida continua. Este año hay bastantes peregrinos. Ahora podemos elegir continuar por la vía o desviar a los campos, lo que elegimos, por supuesto.

20160609_071350_(1600_x_1200)

Tere caminando entre viñedos.20160609_075338_(1600_x_1200)

Esta casa será la más fotografiada del camino, no pienso que nadie pueda pasar sin sacar su cámara. 20160609_081003_(1600_x_1200)

Le gustan las flores a la ama de esta casa20160609_094803_(1600_x_1200)

El pueblo lindo de Villafranca del Bierzo. Desde aquí empieza la subida de 900 metros a la montaña, a O Cebreiro. La última vez tomé una cerveza en el balcón del bar a la izquierda, esta vez almorzamos en el centro. El Río Burbia. 20160609_095040_(1600_x_1200)

La vista desde nuestro albergue. 20160609_165422_(1600_x_1200)

Realmente no estaba un albergue parroquial, estaba un albergue privado en una antigua casa cural. No es costoso, 5 euros por persona. 20160609_181551_(1600_x_1200)

Camino de Santiago, días 3 y 4, Trabadelo a Triacastela

El hombre y la mochila. La meta del día fue O Cebreiro en la altura de 1330 metros. 20160610_104210_(1600_x_1200)
A una colombiana no es nada nuevo caminar cerca de las nubes. Estos arbustos tan brillantes son retamos espinosos o algunos otros en la misma familia, y dan al paisaje un toque de Irlanda. 20160610_111135_(1600_x_1200)
La subida da un buen apetito. Probablemente el almuerzo no es el óptimo en nutrición. 20160610_114815_(1600_x_1200)
La última vista a la provincia de León es grande y no se ve muy bien en foto. En esta altura ya el clima estaba fresco. 20160610_124225_(1600_x_1200)
De arriba se puede mirar, cómo suben los otros peregrinos. 20160610_124302_(1600_x_1200)
Dejamos la provincia de León y entramos a Galicia.20160610_124803_(1600_x_1200)
En O Cebreiro. Nos alojamos en un albergue municipal (6 €) en una sala de 50 camas, después fuimos a cenar (donde escuchamos do jóvenes hablando finlandés,  la única vez). La Iglesia de Santa María es del siglo IX, participamos también en la misa de peregrinos.  20160610_153720_(1600_x_1200)
El día 4. La meta fue bajar a Triacastela, pero antes de esto tuvimos que bajar y subir al punto más alto en el Alto de Poio. Aquí estamos caminando entre nubes por la mañana a las 6:40. 20160611_064253_(1600_x_1200)
Algunos peregrinos no necesitan ni albergues pero viven literalmente en el camino. 20160611_065726_(1600_x_1200)
La mañana en las montañas. 20160611_070943_(1600_x_1200)
La cuesta de 100 metros desde la aldea abajo al Alto de Poio. Va bien, pero se necesita un refresco. 20160611_090641_(1600_x_1200)
Cuatro medellinenses. Notamos la bandera familiar en sus mochilas y no solamente fueron de Colombia, eran de Medellín. Más tarde vimos a ellas varias veces en las pausas o adelantando a nosotros en el camino. 20160611_102104_(1600_x_1200)
Los paisajes de Galicia son hermosos20160611_114750_(1600_x_1200)
En Triacastela, un pueblo de 700 habitantes. La comida fue excelente. 20160611_171338_(1600_x_1200)
El menú de peregrino pone hasta el paisaje un poco inclinado. 20160611_180259_(1600_x_1200)

Camino de Santiago, días 5 y 6, Triacastela a Portomarin

La meta del día fue Sarria, en 19 km. Elegimos la ruta por San Xil. Por la noche habíamos comprado unos yogures y algo pequeño,  paramos por el sendero para nuestro (primer) desayuno. Las vacas tenían el suyo en el pasto. 20160612_083401_(1600_x_1200)
Todo el tiempo tuvimos que responder a los “buen provecho” y “buen camino” de otros peregrinos. Los peregrinos son gente cortés. 20160612_085505_(1600_x_1200)
Galicia es una provincia de muchísimos ríos y riachuelos, pequeños y grandes. Pasando un puente. 20160612_095129_(1600_x_1200)
Entramos a Sarria con unos brasileños. 20160612_123732_(1600_x_1200)
Un flor grande por la calle de Sarria. 20160612_124829_(1600_x_1200)
Río Sarria y el Rúa Malecón. Faltan unos cientos metros al albergue municipal (6 €). 20160612_125958_(1600_x_1200)
Reforzamos nuestros cuerpos en el Malecón para la caminata de mañana, unos 22 km. Rico, como no. 20160612_180029_(1600_x_1200)
Los postres. Natilla y torta helada.20160612_184340_(1600_x_1200)
Un nuevo día, el sexto. Tere está pasando un puente romano por la mañana. 20160613_064138_(1600_x_1200)
Esta es una vista típica en Galicia o en las montañas de España. España ha construido, con ayuda de Union Europea,  una red excelente de carreteras y los conductores no notan las cuestas, que tanto  notan los peregrinos en los músculos de sus piernas.  20160613_081719_(1600_x_1200)
Otro puente de Galicia. Los peregrinos ya están protegiendo sus mochilas contra unas lluvias ligeras. 20160613_091102_(1600_x_1200)
Pasamos por una finca. 20160613_094905_(1600_x_1200)
Ya no existe la piedra legendaria de 100 km. El Camino ha cambiado entre años un poco, para estar más en la ruta antigua o menos en las carreteras y lo han medido de nuevo. Para obtener su compostella es necesario caminar por lo menos los últimos cien kilómetros hasta la catedral. Esta piedra es la primera con menos de 100 km. Tere ha comprado una mandarina en una mesa de autoservicio. 20160613_120714_(1600_x_1200)
La bruja20160613_125232_(1600_x_1200)
Ya en Portomarin. El Río Miño es hoy en día aquí un embalse y el agua estaba ahora muy alta. Las dos veces que he pasado por aquí, el agua ha estado tan baja que se pude ver los restos del antiguo Portomarin. Los edificios más importantes fueron trasladados a donde están ahora por la orilla de oeste del río.
20160613_143322_(1600_x_1200)
Los hombres sentando en su banca en la Praza Conde Fenosa. Fueron gente con buen sentido de humor y aceptaron con alegría que las cuatro medellinenses se unieran con ellos. 20160613_190018_(1600_x_1200)

Camino de Santiago, días 7 y 8, Portomarin a Melide

El séptimo día abrió con una promesa de lloviznas y un poco de sol y lo cumplió. Galicia es muy hermosa, pero plano no es.
20160614_080546_(1600_x_1200)
La mañana era más subidas que bajadas. 20160614_094929_cropped
Por lo menos estamos al tope de esta cuesta.
20160614_110522_(1600_x_1200)
Hay diferentes estrategias de calzado.
20160614_115134_(1600_x_1200)
Almuerzo. Ensalada mixta y un bocadillo de jamón.
20160614_121126_(1600_x_1200)
Habíamos planeado caminar un poco más, pero cuando empezó el primer aguacero fuerte, estábamos en la puerta de este pequeño albergue municipal de Ligonde. ¡Qué suerte! Es una antigua escuela y fue el más estrecho del camino.
20160614_202550_(1600_x_1200)
Habiendo terminado la cena Tere conoce el orujo, el aguardiente casero de Galicia.
Tere y orujo
El día 8. Continuaban las lluvias y la meta fue Melide, más de 23 kilómetros de Ligonde.  ¡Adelante! O,  “¡Ultreia!“, el antiguo saludo de peregrinos.
20160615_064809_(1600_x_1200)
Una parada corta en una iglesia pequeña, pero linda. El párroco nos dio los sellos a nuestras credenciales, los pasaportes de los peregrinos. Sin credencial no hay entrada a los albergues y para obtener compostella en Santiago se necesitan dos sellos por día en los últimos 100 kilómetros. Un sello en cada albergue, otros se pueden obtener en bares e iglesias. 20160615_093416_(1600_x_1200)
Caminar con cuidado y lento. Las botas con Goretex se pagan en los días como este y es bueno que tengan un par de centímetros de goma para caminar en el barro.
20160615_102847_(1600_x_1200)
20160615_120812_(1600_x_1200)
Otro puente romano.
20160615_132905_(1600_x_1200)
Después de Sarria había muchos caminantes sin mochila, o con una mochila pequeñita para el agua. Nosotros “peregrinos serios” tuvimos el pecado de calificarlos como “peregrinos falsos”. Los verdaderos peregrinos caminan con las pertenencias en la espalda cada metro del camino. Pero cuando empezó a llover, en el sendero ya no los vimos, tal vez fueron a los hoteles o tomaron el bus. Los peregrinos no toman el bus. Algunas albergues no te aceptan si vienes sin tu mochila.
20160615_135330_(1600_x_1200)
Un día largo, pero acercando Melide por este puente – romano.
20160615_141922_(1600_x_1200)
El peregrino con su equipaje en su bicicleta quiso que le fotografiáramos con el pantano en su ropa, en la cara y en el equipaje en su bici. La foto no muestra como sucio era. Yo no puede entender porque esta raza (de ciclistas) elige no tomar unos 200 gramos de plástico para guardarse del pantano. Tal vez a ellos les gusta tanto limpiar su bici y sus cosas y lavar su ropa. La próxima vez que vea al hermano de Tere, que es uno de esta raza, le pregunto el porqué. Tal vez eres un peregrino falso con guardabarros. 20160615_143454_(1600_x_1200)
Hacía frío en Melide, estábamos cansados y entramos al primer albergue en el centro. Fue un privado (10 €), amplio y tenía un dueño muy amistoso con muy buen servicio. Pusimos la ropa a la lavadora, después a la secadora y fuimos a comer pulpo en el famoso Restaurante Ezequiel.  Es muy rico.
20160615_163811_(1600_x_1200)
En Finlandia el vino del suelo (el más barato donde tu tienes que bajar para recogerlo) cuesta aproximadamente 7€. No recuerdo el precio del vino en tetrapak. Aquí encontré de 0,65€. De un litro. En botellas desde 1€ y arriba.  20160615_171145_(1600_x_1200)
En este supermercado la cerveza más barato fue 0,32€ (mil pesos colombianos), pero en Villafranca había de 0,25€.
20160615_171320_(1600_x_1200)

 

Camino de Santiago, días 9 y 10, Melide a Pedrouzo

Otro día mojado. No exactamente óptimo para camping. 20160616_072113_(1600_x_1200)Ya son menos de 50 km. Continuamos con buen ánimo.
20160616_073313_(1600_x_1200) Un tramo plano en Galicia, un paisaje de campo con flores “digitalis” (o según Wikipedia dedalera, digital, cartucho, chupamieles, guante de Nuestra Señora, San Juan, bilicroques, guantelete, estaxón (Asturias) oviluria), común en Finlandia también.

20160616_094825_(1600_x_1200)
“Río Grande”. “Iso” es grande en finés. En Ribadiso, al fondo un albergue.
20160616_102817_(1600_x_1200) Poco antes de nuestra meta Arzua, filosofía libre, segunda toma.
20160616_110709_(1600_x_1200)El día 10. El tiempo inestable continúa. Mañana será el último día.
20160617_082310_(1600_x_1200)Cuando sientes que algo no es cómodo, actúa inmediatamente. En 10 días ya se ha aprendido cómo se aprietan las cuerdas, afortunadamente. 29 kilómetros y 381 metros a la catedral. En que punto será la medida tan exacta….
20160617_101843_(1600_x_1200) Una palma grande convertida en florero.
20160617_102801_(1600_x_1200) Este bar tenía cientos de camisas en el techo. Parecen estar lavadas por la falta de olor de las camisas de peregrinos.
20160617_110346_(1600_x_1200) Menú. Primer plato: paella.
20160617_124212_(1600_x_1200) Con el almuerzo fuerte estábamos en ánimo de forzar el ritmo de caminar. Hasta ahora habíamos adelantado solamente 25 peregrinos por caminar, ahora en una hora doblamos este número.
20160617_132602_(1600_x_1200)

 

Camino de Santiago, día 11, O Pedrouzo a Santiago de Compostela

El último día del camino nos regaló de nuevo un tiempo sabroso en un tramo de 20 km. Ya no había lluvias, hacía calor, pero no demasiado, los pies comieron el sendero con facilidad y gusto. El peregrino moderno tuvo que desviar un poco por el aeropuerto de Lavacolla.

20160618_093920_(1600_x_1200)
En una zona de transición desde el campo a unas zonas urbanas. 20160618_112721_(1600_x_1200)
El último almuerzo en el camino poco antes del Monte de Gozo. En dos caminos anteriores yo había dormido en el albergue de Monte de Gozo solamente 5 km de Santiago para llegar temprano, esta vez no. El mapa del bar indica los 5 últimos kilómetros a la catedral.20160618_123241_(1600_x_1200)

Aunque falta todavía una hora, ya se puede airear un poco. “Hemos podido hacerlo. Esto es Santiago.”20160618_132536_(1600_x_1200) Ahora se ve por primera vez la catedral!20160618_143200_(1600_x_1200)

Por el túnel del edificio blanco se entra a la Praza da Obradoiro y a la catedral. Tere con su mochila roja en la espalda camina los últimos cien metros como ha caminado todo el camino. 20160618_144137_(1600_x_1200)

Estoy! (18.6.2016 a las 14:45)20160618_144449_(1600_x_1200)

Lo hicimos juntos20160618_145036_(1600_x_1200)

Camino a la Oficina de Peregrinos encontramos nuestros amigos franceses e intercambiamos direcciones. 20160618_145952_(1600_x_1200)

Una media hora en cola y ya vemos donde está la oficina. 20160618_151621_(1600_x_1200)

En la oficina se muestra su credencial – el pasaporte del peregrino – para verificar con los sellos que has caminado por lo menos los últimos cien kilómetros. Se toma un sello del albergue y otro en la vía desde cafés, iglesias etcétera. Finalmente se pone el sello de la catedral y escribe tu compostela si has hecho la peregrinación devotionis affectu, voti vel pietatis causa.CredencialLa Compostela. El nombre se pone en una forma latina – Teresita (Theresan). No tenían una forma latina para Esko.

Scan Compostela0006_(1600_x_1200)

La vista de nuestro hostal cien metros de la catedral. 20160619_111327_(1600_x_1200) El día siguiente fuimos a la misa de peregrinos. La catedral fue lleno de lleno y tomar fotos fue prohibido. Pero cuando empezó la parte del botafumeiro, ya se vio cientos de móviles y cámaras en operación.  Tenemos un video nuestro, pero para mostrar el ritual mejor, pongo un video de YouTube de buena calidad.

Antes de convertirnos en turistas, almorzamos bien cerca la catedral. 20160619_135115_(1600_x_1200) 20160619_141528_(1600_x_1200)

Ya somos turistas, caminando hacía la estación de trenes. En un parque encontramos estas santiaguesas. 20160619_154617_(1600_x_1200)

En tren pasamos paisajes hermosas del Río Miño y de las montañas, miramos unos segundos el sendero que habíamos caminado y a nuevos peregrinos bajando del tren en Sarria. Fuimos a visitar a una amiga, pero esto ya es otra historia.  20160619_175935_(1600_x_1200)

A la casa de los abuelos

La casa de los abuelos quedaba vacía después de la muerte de mi tía y estaba en peligro, que se venda a terceros. Por eso, con las familias de mis hijos estamos en el proceso de comprarlo.  La casa es aproximadamente 80 años de edad, de una finca con unas diez vacas, uno o dos caballos, gallinas, ovejas y unos cerdos. En esta casa yo viví solo con mis abuelos y tías  casi un año y allí cumplí mis 4 añitos.

La casa fue construida en el lugar de una casa más primitiva. La finca fue originalmente una finca de arrendamiento y se tenía que trabajar un buen número de días para el dueño y así pagar el arriendo. El par joven  de mis abuelos tenían una vida dura. Después de la guerra civil fue una nueva ley y pudieron redimir su finca.

2016-04-16 15.28.14
Mikko y Sissi estudian el móvil de ella. Frida piensa que ya es tiempo de trabajar.
2016-04-16 15.39.15
La casa está en un lugar de mucha belleza natural, sobre una colina por un lago. Abajo en la orilla del lago está el sauna que los abuelos construyeron cuando yo vivía allí. El joven es un refugiado de África, que vive donde mi hija.
2016-04-16 15.53.55
Las fotos son de abril 16, es el tiempo de primavera, pero las hierbas todavía no se han despertado. Sinivuokko (anemone hepatica) es uno de los primeros que muestran sus flores, las hojas crecen más tarde.
2016-04-16 16.33.42
La leñera, a unos pasos de la casa, es la estructura más vieja de la finca. La vista al lago.
2016-04-16 16.35.20
La misma vista se puede ver desde la ventana de “tupa”, la habitación más importante, donde es el fogón, donde se come y donde se hace casi todo excepto dormir.
2016-04-16 16.37.41
Después de la leñera se continua con un granero, en la parte de atrás vivían los corderos, después gallinas. El último en la linea es un establo de 10 vacas y dos caballos. Se puede subir por un puente al desván con un caballo para almacenar hierba y otras cosas de la finca.
2016-04-16 16.38.06
El establo, al fondo la casa  que mi papá construyó y donde viví mi niñez y mi juventud, ahora funciona como casa de campo de mis hermanas.
2016-04-16 16.38.56Frida probablemente piensa: “Esta es mi tierra”. 2016-04-16 16.48.14
Atrás de la casa. La misma vista al lago.
2016-04-16 16.34.29

Linternas de invierno

En nuestro patio también hay tres linternas como estos de Ana María. A Tere le encanta poner luces en el patio.

Descubriendo Finlandia

Cada vez que sale el sol en los días nevados es como si la luz inundara tado con sus resplandores. Es que después de los oscuros días de noviembre y diciembre, que han sido más oscuros de lo normal por la falta de nieve, enero ha llegado con una ola de frío, con ligeras nevadas y con mucha luz.

Linterna2

Anoche, el termómetro bajó a 10 grados bajo cero y hoy la temperatura sigue bajando, a pesar de la luz solar. A veces el sol se doblega al gran señor frío.

El frío no es motivo par entristecerse sino, todo lo contrario, hay que aprovecharlo de la mejor manera. Ayer me acordé de unas linternas de hielo que hacía una de mis vecina hace unos años en Nurmijärvi.

Ella llenaba un cubo limpio con agua y lo dejaba toda noche en el patio. Al día siguiente le daba vuelta al cubo…

Ver la entrada original 233 palabras más